Etiquetas

,

··········La anterior peli de este hombre fue la segunda que comenté en esta bitácora –hace ya varios años-, así que no se puede decir que se prodigue. Aquélla no me gustó demasiado, y frente a ésta tenía bastantes prevenciones: artista ombliguista y encantador preguntándose por qué no tiene parejas eternas, y chica inteligente y encantadora que le redima.

··········Sin embargo, me ha acabado gustando. El tono amable continuo –y sazonado de un humor tranquilo y tierno- no llega a ser ñoño, las músicas son bonitas, los rápidos collages históricos funcionan bien y el uso narrativo del dibujo me agrada. Pero sobre todo, me parece que la historia es sugerente.

··········Porque no se queda sólo en que el protagonista redescubra minuto a minuto el sentido vital de relacionarse mediante el amor. No es una cuestión de optimismo frente a depresión. Importa hasta qué punto el desamor, la misantropía se aprende, y se aprende de un medio amable, pero no amante.

··········La historia del padre, en paralelo a la del protagonista, no es sólo un contraste, que sirve como empujoncito, sino también un adiestramiento en el amor, tanto en lo teórico (aprender que el amor no es el enamoramiento, sino un acto volitivo, consciente), como en lo práctico, cuando ha de aprenderse a amar al padre porque éste de pronto es persona.

Anuncios