Etiquetas

,

··········Una película barata que, sobre un tema interesante, no me parece que construya demasiado. Violencia en internet (curiosamente al viejo juego del sexo lo ubican al mismo nivel, no vaya a ser que alguien encuentre algo respetable en la sexualidad) y el negocio que hay detrás.

··········Pero todo es bastante plano en la realización. Interpretaciones de calidades muy irregulares, pérdidas de ritmo (no ya en el desarrollo de la historia, sino en la propia puesta en escena de algunas secuencias, en las que parece que los actores van buscando sus puntos de referencia en el suelo), falta de casi cualquier recurso imaginativo.

·········· A v i s o . d e . i n d i s c r e c i o n e s

··········Pero lo peor es la historia en sí, quizás porque habría dado para mucho. Incluso si no se quiere hablar de la parte oscura de las personas, o de las funciones sociales de esas instituciones de consumo de pasión, si sólo se quiere hacer una especie de denuncia acerca de que hay gente que gana dinero con esto, quizás hay que molestarse un poco más a la hora de escribir. La estafa final es tan increible (¿en una operación de millones de euros, sin la más mínima comprobación?, ¿alguien con nombre y apellido estafa esa cantidad protegido sólo porque alguien ha dicho en público sin mayor prueba que ha filmado un video?) que es imposible tomárselo en serio; si al menos la que teclea con guantes (fashion victim, supongo) fuera una infiltrada, se entenderían los datos falsos de audiencia (aunque tampoco, en realidad, en una empresa de contenidos de internet).

··········Y, en fin, jugar ahora a escandalizarse por, a saber, una chica que hace huelga de hambre porque sus papás no le dedican trescientos sesenta y cinco días al año, una mujer a la que le gusta tener sexo en lugares abiertos (y que no respeta la privacidad de maridos infieles, ¡oh!) y unos chicos con maneras postbakalas haciendo kick-boxing, pues tampoco da para mucho. Sospecho que hay en internet motivos de escándalo mucho más densos. Sólo tiene potencia en ese aspecto la primera escena, en plan yakuza, porque la otra que podría tener enjundia, la del Viaducto, está tan pésimamente filmada que no se entiende que se pueda subir un video a la red con ella.

Anuncios