Etiquetas

··········Pese a que el tono recuerda a un formato de películas que sí suelen gustarme, no llego a interesarme por esta. Ese guiño al espectador que tienen las maneras teatralizadas –y que efectivamente puede recordar a números de clown en el circo- me predispone favorablemente para historias de temas ligeros. ¿Qué pasa aquí, pues?

··········Bueno, la presencia de Castellitto y ciertos paisajes serranos van en esa dirección, así como también una cierta bonhomía de los personajes. Quizás mi desafección de deba a que éstos no llegan a implicarme. Cierto que la teatralización suele ir acompañada de una voluntaria inverosimilitud que supone un pacto con el espectador (esto trata sobre tal, y los personajes son sólo vehículos para ello, y no como en el cine, que pretende que los personajes te parezcan personas y con ellas les confundas), pero aquí es algo excesiva, porque desnaturalizan la relación conmigo (esas entradas en campo para decir una frase intensa, con salida posterior e indiferencia de los asistentes…) sin darme a cambio un verdadero tema, potente e interesante.

··········Al final, lo que se cuenta queda en la vuelta de Kate y un momento catártico para superar un sufrimiento de quince años. Y, a cambio, todo lo demás queda acartonado. Ya digo que algún actor, algún paisaje (y escenas simpáticas como la salida sucesiva de la carpa con mirada a cámara que se convierte en un diálogo entre los personajes) me resultan agradables, pero el conjunto más bien me aburre.

Anuncios