Etiquetas

··········Extraña peli, muy ortodoxa como cine negro, pero con la peculiaridad infrecuente de que el personaje narrador no es ya que sea de los malos, sino un psicótico notable. En ese sentido, su evolución, el cómo va contando las decisiones que toma –y su necesidad– me parece muy acertada, porque se presenta como un discurso coherente, que oculta algunos elementos a los que sin embargo accedemos por las imágenes, por fuera de su narración, aunque en su presencia.

··········Pero es una peli que difícilmente podría recomendar, y eso porque contiene escenas que me resultan muy duras de ver. No creo tener un estómago especialmente delicado, pero hay unas formas de violencia que revuelven especialmente. No me refiero, claro, a algunos juegos sexuales que aparecen sino a otros actos, donde no sé si es la forma de hacerlos ver, o quizás su duración lo que me pone bastante enfermo.

··········Tampoco me parece muy bien construida. La exagerada escena final, claro, pero también cierta revelación que hay por entonces, que muestra que hay algo que muchos personajes saben y nosotros y el narrador no, y que convierte en incoherentes algunas cosas que hemos visto, esencialmente la libertad de que ha dispuesto; y otras cosas muy forzadas, como el increíble suceso en una celda, que no habría podido razonablemente ocurrir.

··········Pero es elegante de formas, tiene buena música de los cincuenta y no deja de ser una mirada al lado oscuro, heladora, pero pedagógica.

Anuncios