Etiquetas

··········El problema de esta colección de cinco leyendas urbanas de sucedidos en los años finales del régimen de Ceaucescu en Rumanía, es que en general cada uno gira en torno a una pequeña anécdota, divertida, eso sí, pero que no da para sustentar el metraje que duran.

··········Quizás la primera, la del pueblo que se prepara para la visita de una comitiva oficial, mantenga con más continuidad el humor. Otras lo hacen algo menos, la de los fotógrafos y la del cerdo. Pero las otras dos, las del transporte de gallinas y la de los vendedores de aire (que me parecen las más largas y que disparatan la duración total de la peli), se deslizan a una lentitud, con un vago intento de levantar algo parecido a sendas historias de atracción afectiva, que para mí no funcionan.

··········Lo que sí está siempre bien es la ambientación, no ya de ropas, objetos y lugares, sino de formas de vivir, de oficios, colas, actitudes, servilismo verbal. La muy dañina mezcla del burocratismo irracional, el miedo al poder y la chapuza, que aquí asociamos no a los últimos años del franquismo, sino quizás a la década de los cincuenta.

··········Gracias a eso, la peli tiene su interés, aunque no para quien crea que ha comprado 155 minutos de diversión. Una curiosidad: veo en imdb que en Italia se ha estrenado con sólo 90 minutos de metraje y en Francia con 80.

Anuncios