Etiquetas

, ,

··········Una película rarita, pese a que no resulta nada complicada de ver. Por una parte, una historia pesimista (porque el fin del mundo de que se trata no tiene nada que ver con la ciencia ficción, sino con lo plausible), por otra una historia superficial sobre un apasionamiento amoroso, y por otra una de esas pelis turísticas, de enseñar sitios bonitos (aunque sea a costa de inconsistencias no ya argumentales, sino geográficas, al hacer que en un viaje andando de Pamplona a Zaragoza, los viajeros se alojen ¡en Montserrat!). Añadiendo un poco de humor, derivado mayormente de lo extraño de las circunstancias, y un toque buñuelesco, a cargo de los sirvientes de una mansión de la nobleza.

··········Y además, una notable dosis de erotismo: una de las protagonistas se pasa desnuda la mayor parte de la película, esté en la cama o no; y llega incluso a verse (lo que es muy infrecuente en el cine comercial) una erección masculina (a cargo de Sergi López).

··········Pese a su originalidad, no me parece que la peli valga mucho. El protagonista se mueve por la trama y por el mundo impulsado por una historia que se nos intenta hacer pasar por amor, pero de la que sólo vemos cierto encandile sexual; y el resto de los personajes parecen también bastante sujetos a sus hormonas, pero sin mayor desarrollo de sus personalidades en la trama.

··········Dicho lo cual, yo lo paso bien. La trama es amena, con mucho movimiento, un tono simpático (que contrasta con la gravedad de lo que pasa en torno a los personajes) y con algunos paisajes bonitos. En lo que se refiere al fin de mundo, hay sus buenos euros gastados (hasta el ejército español por las calles de Zaragoza, aunque, ahora que lo pienso, sacar al ejército español de su sitio resulta muy barato, como estamos viendo estos días), y me gusta la manera en que se mezcla un no querer dar importancia a la acumulación de catástrofes hasta llegar a un punto en que realmente de lo que se trata es de morir bien. Y si llega el fin del mundo, siempre nos quedan los sanfermines.

Anuncios