Etiquetas

,

··········Aunque es elegante, con una especie de viraje a sepia y una cuidada ambientación que le dan un carácter intemporal, me parece que, siendo una peli corta, no es más que un corto alargado.

··········En pocos minutos se tiene ya una visión de la vida de ese niño vital y curioso en una familia fundamentalista y en la que la religión es una cárcel. Una cárcel dulce, porque son las instrucciones de Papá y Mamá, pero un juego de normas incomprensible y que coarta en cosas básicas. Pero la peli insiste.

··········Hay además algún problema de comprensibilidad del guión para los gentiles; apenas un par de detalles (el repentino silencio de Esther en la cama, o que el nido de una tórtola requiera la presencia urgente del rabino), pero ahí están.

··········No sólo me gusta la imagen, que cambia muy bien cuando los sucesos se precipitan, sino también que no se haya elegido hablar de unos fundamentalistas sin alma, salvajes y ciegos, sino gente normal… pero con una religión sin alma (que no da consuelo), salvaje y ciega. La simple contextualización en la vida real de la historia de Abraham e Isaac ya es bastante. Aunque se vea bien, un tanto vacía, simple, con personajes poco desarrollados.

Anuncios