Etiquetas

,

Sección oficial

··········Un argumento simple: un hijo que pasa las vacaciones con su padre, separado de su madre. Pero, de vivir en una ciudad italiana, a hacerlo en un palafito sobre un arrecife de coral del Caribe mejicano.

··········Una cámara muy cercana, que eficazmente no molesta a los tres varones, abuelo, padre y chiquillo, en su vida cotidiana de cocinar, comer y, sobre todo, pescar en el mar.

··········Cuando se sabe, simplemente, mirar, se pueden hacer documentales bien informativos pese a la falta de historia, la aparente falta de anécdota. Imágenes más efectivas que preciosistas, pero el medio es tan peculiar que uno asiste a una exhibición etnográfica y ambientalista como si fuera un vídeo de la National Geographic.

··········Pero además, muy sutilmente se asiste al fortalecimiento del vínculo de padre y cachorro. Derivado del aprendizaje, de la sustentación, del nombramiento de aves y peces, de los muy ocasionales juegos, más allá de besos y abrazos. Nada hay aquí de un padre intentando conquistar el cariño de su hijo, sino el padre que forma, nombra, educa, da reglas; el educador.

··········Casi siente uno miedo de molestar la intimidad de esa familia escueta de tres generaciones de varones, mientras se procuran el sustento y aprenden cómo hacer confiar a un ave.

Anuncios