Etiquetas

··········A ver, hay que situarse: es una peli bastante anglosajona sobre chavalito con leucemia. Así que es una peli de pañuelitos de papel y bastante “todos te queremos, Sammy”. Pero, aparte de para llorar un rato, yo le encuentro algún interés. Y tampoco tengo muy claro dónde se lo encuentro. El chaval es convenientemente expresivo y gesticulante, no más afectado que cualquier chaval de 12 años. Hay una cierta imaginación visual, aunque ya no muy original, empieza a repetirse mucho lo de escribir sobre la película, pero con animaciones diorama bien hechas.

··········Pero yo creo que lo que me parece apreciable es especialmente la veracidad de las cuestiones y reacciones del chaval. Independientemente de que se haya querido construir o no una historia lacrimógena, las dudas y la actitud del chico, la mezcla de vitalidad y anemia, me parecen creíbles. Ya otras cosas del contexto son más de ‘excipiente necesario para’, como el dirigible o el beso.

··········Luego, todo lo demás, es previsible, televisivo. Y con unos acompañamientos musicales intensos y deplorables.

Anuncios