Etiquetas

A Achero Mañas se le ha ido la olla, es la única explicación. Qué ridiculez de película, qué mensaje tan peligroso y qué trama tan absurda.

Una mujer muere de un ataque epiléptico en un banco del parque, dejando a una niña de 4 años en manos de su padre. Su padre, un Botto grimosísimo, es uno de esos padres ausentes clásicos: sí, quiere mucho a su hija; pero ni la conoce, ni le interesa,  ni se ocupa de ella hasta que su mujer muere. Pienso en Miguel Gallardo explicando cómo sólo empezó a ser padre en el momento que se separó y tuvo que asumir el cuidado de su hija cuando le tocaba.

Pues este padre quiere tanto a su hija que se dedica a disfrazarse de mujer (lo que significa que se pinta y se pone faldas y tacones) para que la niña no eche de menos a su madre. Ahí tenemos lo que es una madre para Mañas: un padre o cualquier otra persona que se ponga falda y se pinte. Porque a eso se limita Botto. En una secuencia tipo “Kramer contra Kramer” vemos en dos minutos cómo él juega con la niña y leen cuentos, y eso es todo.

Y lo que trata de decirnos Mañas es eso: que este señor quiere tanto a su hija que hasta se trasviste y se enfrenta a miradas y comentarios de crítica y hasta a una paliza de homófobos. Hasta el desgraciado del psicólogo del cole le amenaza con los Servicios Sociales, ya que la niña se está volviendo loca y piensa que su madre no se ha muerto, claro.

Todo esto mezclado con una historia que no sé a qué viene sobre “una maricona vieja”  insultada por Botto (moraleja: posteriormente a él le darán una paliza también por maricona, hay que ver qué sutil paradoja) que le enseña a travestirse.

Además, Botto es abogado de familiay tiene que aguantar juicios de separaciones y custodias en los que, casualmente, sólo se ven las declaraciones de los pobres maridos, que tienen que volver a vivir con sus padres por las pensiones que deben pasar a sus ex-mujeres en concepto de manutención de los niños (eso sí, de los niños no habla ninguno).

Y me pregunto, ¿qué quiere decir Mañas?. ¿Que para ser madre hay que disfrazarse, ya que no se puede ser padre?. ¿Que querer a tu hija está por encima de su salud mental?. ¿Que para ser buen padre hay que ser mujer?. Cuando leo la hojilla de información sobre la película, me encuentro conque para Mañas, las mujeres han salido al mundo laboral porque han querido, pero los hombres han tenido que entrar en el familiar a la fuerza, y eso les genera una gran desazón. En fin.

Por encima de todo esto, la película es aburrida, absurda y bastante cutre.

Anuncios