Etiquetas

Sección Zabaltegi

··········Una familia búlgara a quien su hijo de doce años se convierte repentinamente al punk. Bien contada la historia de crecimiento, el babeo del chaval ante los otros chicos (los mayores que hacen lo que quieren, la chica que se prenda de los “malotes” y no aguanta a los “empollones”. Pero también una buena historia sobre padres confusos, ella dejándose llevar por la maternidad, las normas y las convenciones, intentando invitar a cenar a la pandilla punk que se le ha colado en casa, o por si el chico que ha pasado la noche fuera de casa ha tenido frío o no. La fuerza de la tradición, de resultar una familia agradable para la posible primera novia de su nene, puede sobre lo fuera de lugar de las circunstancias. Para darse cuenta de ello está el padre, que por su parte queda en un estado de confusión que le bloquea para reaccionar.

··········La historia, pese a estar muy bien ubicada en una sociedad de la Europa del Este que queda desestructurada tras la victoria del capitalismo, es muy transportable a cualquier ciudad occidental. Aunque aquí está el hermano mayor emigrado, la mayor brusquedad en el salto generacional en conocimientos tecnológicos entre padres e hijos; y los mismo en cuanto a la música. Pero quizás sobre todo que los dos discursos, el de los chavales “anarquistas” (de aquella manera, de los que piensan que anarquismo es tatuarse la A circunscrita y ser absolutamente individualistas y egoístas) y el de los padres, parecen peor estructurados, poco elaborados, como quien los usa por primera vez.

··········En cuanto a las formas, es bastante teatral. Los actores entran y salen de las diversas habitaciones de la casa, y van teniendo diversas conversaciones entre sí. Ello y una luz continuamente traspasada por una lluvia tenaz le dan un tono tristón a la peli, pero muy apropiado para lo que se cuenta. De todas formas, como la situación lo permite, hay algún tono de un humor casi cariñoso con los personajes.

··········La película cumple las condiciones del test de Bechdel.

Anuncios