Etiquetas

, ,

Sección Nuevos caminos de la no ficción

··········Documental franco-israelí. Es en realidad un montaje de tres tipos de materiales muy diferentes: una conversación telefónica entre el director y un amigo cristiano sujeto al toque de queda (¿en Hebrón?); otra es el uso turístico y pedagógico de dos mitos bíblicos hebreros, el de Sansón derribando el templo lleno de filisteos y pereciendo con ellos y el de la resistencia numantina –suicidio incluido- de Masada en una guerra entre judíos y romanos; y la tercera son filmaciones en puntos de control israelita donde se detiene y humilla a palestinos.

··········Lo de la conversación me parece lo peor, más que por su contenido, que realmente impresiona el nerviosismo y la depresión del encerrado en su casa mientras los tanques pasan por la calle, porque sólo vemos, claro, al director, y éste a mí me resulta un tanto distante y un tanto actor ante la cámara.

··········Los otros dos son más interesantes. Es muy significativo cómo se usan los mitos patrios, en los que siempre se ha sido injustamente agredido por el enemigo y éste merece todo lo que le podamos hacer, para generar un espíritu de resistencia orgullosa. La línea directa con Dios, la justificación incluso del suicidio –esto es, del asesinato del resto y posterior suicidio propio en el caso del cerco de Masada.

··········Las tomas en los puntos de control, hechas por periodistas hebreos, supongo, o de nacionalidad israelí muestran toda la tensión del abuso, y el nerviosismo de los soldados cuando no pueden reprimir directamente a quien les filma.

··········La verdad es que este tipo de documentales, en que no hay una narración ni una exposición ordenada o argumentada, son también muy útiles si, como en este, se saben escoger temas concretos y hacerlos desarrollarse en paralelo.