Etiquetas

··········Visto el trailer de la peli, no tenía yo mucho interés, porque me temí que fuera un pastelito sobre un amor oculto e imposible. Pero me ha sorprendido positivamente.

·········· A v i s o . d e . i n d i s c r e c i o n e s

··········La película tiene tres etapas, y la primera sí es un poco lo previsible. La segunda, sin embargo, es un buen uso del realismo mágico literario, que no siempre funciona bien en las películas. Pero aquí sí, porque actúa como una potente metáfora, con ramificaciones significativas. Al morir Santiago, Miguel, quien por llevar una vida familiar con su mujer no quiere por nada del mundo que nadie le vea con él para que no sospechen de su amor, se encuentra con que ahora Santiago es completamente visible, y aparece siempre que se le llama, pero con la protección de que sólo Miguel podrá verle (al fin y al cabo está muerto); esto es, has deseado una relación íntima privada que no estorbe tu vida pública y no ponga en riesgo tu prestigio social: pues ahí la tienes. Que tengas suerte y los dioses no cumplan tus deseos. Y si Santiago necesita irse, porque así no puede ser feliz –igual que vivo necesitaba irse para alejarse de la situación-, un Miguel egoísta quiere retenerle –como hizo cuando estaba entre los vivos. Y el amor exige la mirada sobre el amado –por eso se regala la cámara, para que esa mirada deje rastro-, pero esa mirada no es impune.

··········Enlaza bien con la tercera parte, que es el aprendizaje de un amor superior, el no egoísta. Aunque se empieza usando una idea religiosa de la trascendencia, pronto queda claro que es una creencia verdadermente personal e íntima en ese amor constante más allá de la muerte, aunque traiga del catolicismo la idea de que la redención debe suponer sufrir.

··········El segundo transporte de cadáver, que es una escena tan repetida de varias películas, en la que en cierta medida sabes lo que va a ocurrir y sólo te queda adivinar quién se pondrá de su parte, me parece filmada con elegancia y emoción y que no suena a algo ya tan visto que te deje frío.

··········Aparte de eso, la poderosa luz y un paisaje (hermoso y terrible, esa absoluta falta de vegetación pese al mar) bellamente filmado. Así que, dentro de que no soy yo un gran degustador de historias de amor, me gusta la peli.

··········La película supera el test de Bechdel.

Anuncios