Etiquetas

··········Por la historia que cuenta la película temía encontrarme yo un pastelito ñoño y, sin embargo –la cosa es quejarse-, ahora me parece que se queda un poco en un terreno frío. Vaya, lo prefiero a que se hubiera basado en la lágrima fácil, pero creo que un poco de alegría, de impulso vital, la habría mejorado; quizás más incluso en la realización que en la historia. En todo caso, una peli agradable y simpática. Y que, mérito que ya bastaría, tiene a un Depardieu controlado, nada excesivo.

··········Me gusta sobre todo la historia de Germain niño y en lo que deviene. Parece un ejemplo de cómo se construye socialmente la definición del retraso mental, como la de la locura. Agresión tras agresión, el chaval se va ubicando en el lugar en que le quieren poner los demás, en que le han puesto, vaya, previamente.

··········Y temas que me interesan como leer a otros, como que conocer las palabras pero no es entender lo que te dicen, como la utilidad de la desinhibición en las convenciones sociales para poder decir cosas útiles (Germain a la tabernera) o como la lejanía de los diccionarios a la realidad. Me sorprende un poco la elección de “La peste” que no es precisamente un libro especialmente narrativo ni descriptivo, ni fácil en los abundantes excursos sobre el ser humano.

··········La película sólo cumple la primera condición del test de Bechdel: hay más de una mujer en la peli, pero no hablan entre sí.

Anuncios