Etiquetas

··········No me acaba de entrar del todo bien esta peli, que en principio por su tema me debería resultar interesante. Creo que por una parte es morosa, lenta en el planteamiento, deja transcurrir mucho tiempo, como si quisiera generar la tensión de un thriller, cuando en realidad lo que tiene de esto es menor. Por otra parte, el mirar a los ricos vivir en sus jaulas doradas me suele agradar, pero cuando es gente con clase, digamos, señores rurales ingleses, y no estos argentinos demasiado dedicados a ser ricos y a entreverar su idioma con el inglés del poder.

··········Pero, sobre todo, encuentro algo confuso el planteamiento, la acumulación de sentimientos y circunstancias que van a dar lugar a los sucesos de catarsis. Y llegados aquí, inauguramos en esta bitácora el letrero para los (por no decirlo en inglés, manías):

·········· A v i s o . d e . i n d i s c r e c i o n e s

··········Por una parte, no entiendo los porqués del ataque de conciencia que sufre el que plantea el suicidio. El negocio que está llevando a cabo yo diría que lo veo claro, pero no por qué la aplicación práctica que se cuenta en unos vecinos del country resulta traumática. Si el tipo lo que hace es convencer a una persona que tiene un seguro de vida potente en situación cercana a la muerte, de que reciba en vida sólo una parte de la indemnización, pasando a nombrarle a él beneficiario, supongo que los conflictos se le abrirán con los herederos naturales del seguro de las personas. Y sin embargo, en el entierro de la anciana madre de sus vecinos, la discusión desvela que son esos hijos quienes se han beneficiado del acuerdo llevándose el montante pactado y puliéndoselo en un viaje a Europa. ¿De donde sale por tanto el reproche social al avezado negociante?, ¿de los beneficiarios del asunto?

··········Tampoco entiendo gran cosa de la historia del maltratador y su mujer, porque es como si quisieran contarme que es un abusamujeres por alguna causa psiquiátrica que se controla con pastillas y profesionales. Si un tipo tiene que estar dopándose para no estrangular a su chica, entiendo que cualquier terapeuta les habría impuesto el alejamiento, ¿no?

··········Y de los chicos, si bien ella sí que hace un viaje que le lleva del jugueteo malditista y autodestructivo a la dura realidad de que aquel a quien desprecias muera por su propia mano, no entiendo gran cosa de qué me quieren contar respecto a el chico, a quien no le veo cuál es la tara por la que todos le tienen como alienado, cuando es un adolescente normalito.

··········Con todo lo dicho, y excepto esa longitud y demora que decía al principio, la peli se deja ver, algún diálogo está bien, la sensación de jaula de oro está conseguida (aparte de la televisión sólo hay un punto donde la muralla tiene pérdidas). Y las relaciones entre las personas, la asunción de papeles (como el del bufón), las líneas de poder que se generan entre supuestos iguales, … Pero ya digo, a mí no me sugiere demasiado.

Anuncios