Etiquetas

,

Festival Internacional de Cine de Gijón. Sección Post burlesque

··········Ya el nombre es un homenaje a una luchadora de la clase obrera. Y la historia está en esa línea: si las obreras despedidas de una empresa que cierra por sorpresa decidieran reunir el dinero de sus finiquitos para pagar a un sicario que mate al patrón, ¿identificarían fácilmente a éste? La gracia del argumento es ésa: conforme llegas a un patrón, hallas que él en realidad está a las órdenes de otro, y éste de un inversor extranjero, quien depende de un fondo de pensiones… Aquí no hay piedad ni elusión de responsabilidades: si hay que ir liquidándoles, se les liquida.

··········Pero la peli no es un panfleto activista, sino una humorada (activista). La más torpe de las despedidas (¿o es el más torpe?) contrata al más torpe sicario (¿o es la más torpe?) para ir llevando adelante el plan. El humor no viene solamente de los sucesos que se derivan de su poca profesionalidad, sino también de las personalidades en sí.

··········Quizás en algún momento flojea el ritmo, porque alarga demasiado algunos gags (alguno de un estilo entre Tati y Kaurismäki). Por cierto, se llega a hacer uno con la voladura de las torres gemelas (de todas formas, pocas pelis europeas pueden entrar en el mercado yanqui, ¿no?). Algún otro gag debe ser demasiado localista, o yo estoy muy torpe (la cerradura mientras se despluma a la paloma, por ejemplo).

··········En fin, risas a la vez de la satisfacción que da ver defenderse a la clase trabajadora… aunque sea a la manera de los patronos.

Anuncios