Etiquetas

,

Festival Internacional de Cine de Gijón. Sección Aleksey Balabanov

··········Una simpática historia de mafiosos rusos. Aunque es la segunda de una saga, la trama no es deudora de la anterior, así que se sigue bien.

··········Pese a que está muy basada en el encanto del protagonista, la historia sostiene competentemente la peli. No tiene el nivel de complejidad argumental de las habituales historias de mafiosos occidentales, sino un esquema más simple, así que casi funciona como una de aventuras, salvo en la lealtad como fuerza que mueve a los buenos y la avaricia como la que motiva a los malos. Una lealtad muy soviética, de compañeros de armas en alguna guerra; y una avaricia muy capitalista, de juzgarlo todo en términos de dinero. De todas formas, no pretende ser una película muy coherente en eso: habrá yanquis como el camionero solidario y un ex soldado ruso que se enamora de la sociedad yanqui y dolárica, aunque sea en la cárcel.

··········Tiene buen ritmo, y las inconsistencias argumentales son pocas y menores (el prota va teniendo o no dinero en el bolsillo sin explicación aparente). Él es un héroe atractivo, que irá follando personajes femeninos en plan James Bond, que cumple con lo que querría un amigo muerto, al precio que sea, que es imaginativo, aguanta palizas, mata sin escrúpulos y sonríe casi siempre.

··········Y, aparte de los coches de los ochenta, los telefóno movil – zapatófono, las cintas vhs, …, también entran en juego armas simpáticas como una ametralladora de campo ¡robada del mausoleo de Lenin!

Anuncios