Etiquetas

,

Zinemaldia 2009. Sección Zabaltegi

·········Recordaba al verla la genial “Nadie sabe” de Kore-Eda. Al igual que en ella, aquí unos chavales quedan de pronto sin padres y construyen una vida en la que las condiciones se van deteriorando, hasta acabar siendo niños de la calle, y subsistiendo con la solidaridad del grupo y las actividades más o menos ilegales. Pero en ésta el tono es completamente naturalista, una narración directa y clara.

··········El contexto, además, es de una situación de fractura social que los niños más o menos conocen aunque no la entiendan demasiado. Son chavales kurdos en Diyarbakir, ciudad en la que también viven muchos turcos. La muerte de sus padres, la desaparición de su otro referente familiar, es consecuencia de la actividad de resistencia kurda.

··········No obstante, la película se centra más en el proceso de subsistencia de los chavales, de su aprendizaje de las maneras de vivir, de la increíble capacidad de acomodo a las circunstancias de los cachorros humanos. El director, aunque kurdo de nacimiento, ha vivido en Ankara y Alemania y considera que su película tiene un carácter más universal. El actor que interpreta al turco malo malísimo, en el coloquio, es más militante, y se asombra de cómo los occidentales acudimos con ayuda cuando hay un terremoto y no hacemos nada por su pueblo cuando es cotidianamente reprimido. En todo caso, la situación debe estar cambiando cuando esta peli se va a proyectar en un festival de cine turco.

··········La forma de venganza que diseñan los niños al encontrar al asesino de sus padres no resulta muy realista, pero no deja de ser un mensaje positivo. Sin embargo, la vida para ellos ya no va ser como habían conseguido montarla, sino que se irán a Estambul, donde en vez de trabajar en la sociedad de sus iguales lo harán para un aprovechado. En ese viaje, con el que acaba la película, lleno de imágenes de chicos jugando con armas, se volverá a ver el gesto solidario básico de compartir el pan y los ojazos de esa cría, que te intentan convencer de que nada malo va a pasar.

Anuncios