Etiquetas

Zinemaldia 2009. Sección Horizontes latinos

··········La verdad es que empezando con los versos escritos en pantalla de un poema del director (sin puntuación, al estilo –en eso- del último Benedetti), siendo la niña protagonista la hija del director, su apellido repetido más veces en los títulos de crédito, la confesión de quienes presentan la película acerca de que en buena medida es su historia y la de un vecino… reunía bastantes elementos para que me entrara mal.

··········Sin embargo, la película es simpática. Me gustan algunos juegos narrativos, como que la parte de la historia contada por una niña de once años tenga una relación peculiar con la realidad, algunos juegos visuales con la colocación de la gente en una reunión en el colegio, una escena en plan “El año pasado en Marienbad” para contar cómo se ve a los patrones desde una empleada doméstica –y mientras sucede un suicidio-, …

··········Pero la historia en sí no llega a interesarme demasiado. Los acercamientos y lejanía de una pareja separada y su hija. De hecho, la historia podía empezar meses antes y terminar meses después, … o viceversa. Pero ya digo que se ve bien. Con algunos rasgos de humor, como el retrato de Juan Domingo Perón y, sobre él esquinado, el de Sigmund Freud en el despacho del psiquiatra de la Seguridad Social (cuyo sustituto lo cambiará directamente por una foto de Marilyn Monroe).