Etiquetas

, , ,

Zinemaldia 2009. Sección Oficial

··········Una superproducción china, pero no a base de poner un barco y reproducir digitalmente la escuadra de los aqueos, sino movilizando centenares de personas, construyendo decorados de ciudad en ruinas, etc. Las escenas de guerra están muy bien hechas, con eficientes efectos sonoros, las sensaciones de confusión, pánico y un blanco y negro eficiente, que nos ahorra los habituales efectos especiales sobre el fuego.

··········Siendo una peli de acción, llena de emociones, creo que expone bien el tema principal (aunque supongo que lo esencial es ser una peli de denuncia de las barbaridades japonesas en China durante la ocupación de Nanjing): cómo en una situación de guerra, las responsabilidades personales siguen en pie, e independientemente de la barbarie organizada, estatal, de las culpas estructurales, cada uno, en cada momento, toma decisiones que tienen consecuencias sobre los demás. Sobre los títulos de crédito finales, se van poniendo fotos de los personajes con las fechas de nacimiento y muerte (también hay una idea original en los titulos iniciales para introducir la historia, a base de tarjetas postales de época); pues bien, de uno de ellos, un niño chino que sobrevive por la sucesiva actuación de varias personas, figura la fecha de nacimiento y un “still alive” que despierta un aplauso del público.

··········Durante buena parte del metraje, una serie de occidentales tienen acogidos, en una zona internacional dentro del Nanjing ocupado, a millares de chinos (sí, “55 dias en Pekín”, aunque sin quijotesco embajador español… y sin Séptimo de Caballería al rescate). Pues bien, el líder de esa actuación de protección sobre la sociedad civil es el embajador del III Reich. Resulta curioso ver la cruz gamada sobre los pechos y espaldas de algunas personas como un elemento de protección para esos aterrados mujeres y niños. Pero es lo que decía, actos personales.

··········Quizás la peli alarga en exceso determinadas escenas emotivas, sobrecargando un poco. Salvo eso, me parece una buena peli de acción y denuncia.

Anuncios