Etiquetas

Festival Internacional de Cine de Gijón 2008. Sección Oficial

·········· Nuevamente, una película que me da una sensación de desperdicio, por contar con los elementos para una buena historia y no llegar a casi nada.

··········En un country argentino, una de esas zonas de chalets suburbiales, cercadas y vigiladas por una policía privada, un par de hermanos van a pasar unos días sólos con su mucama, y con algunos primos. Y vendrá un hermano de la criada también algunos días. Como parte de sus entretenimientos, estos chicos tienen la costumbre de colarse en las casas de los vecinos cuado no están. Toda una experimentación de aquél de los derechos inviolables que más van a reivindicar y cuidar en su vida adulta: la propiedad privada. A la vez, se trata de chicos con un abanico de edades desde los 8 a los 15 ó 16, lo que da juego para apuntar una historia, si no de amor, de tonteo.

··········Los chavales se desenvuelven con naturalidad, cada uno y cada una bien en su edad, sin afectación, sin dar la sensación de tener un papel que desarrollar. La filmación es correcta, el color veraniego, las casas, la ambientación.

··········Pero ningún tema se llega a desarrollar: ni el mago de relación más sensual que afectiva, ni la relación entre estos niños ricos y el hermano de su empleada. Para colmo, cuando la mencionada costumbre de la pandilla haga llegar una catarsis, se apunta la posibilidad de endosarle el muerto a quien no es del grupo, pero tampoco llega a contarse, se amaga con que alguno va a ir en esa dirección, pero no queda clara la reacción de la mayor, ni sabremos nunca qué ha pasado al final, al retornar los adultos.

··········Dicho lo cual, no me parece una película torpe en absoluto. Ni mal filmada, Simplemente han decidido quedarse en la sutileza y en los planteamientos, sin llegar a nada.

Anuncios