Etiquetas

, ,

Finalmente, una película medio decente en el Lesgai de este año.

Una misma historia narrada desde tres puntos de vista, lo que a veces resulta un poco redundante pero también interesante. Una taxista alemana de origen italiano que vive con su padre y su hermana pequeña debe ocuparse constantemente de esta última, ya que su función en la familia es la de madre de su hermana y esposa de su padre. Ella vive amargada por la poca atención que recibe de su padre (que sólo tiene ojos para la pequeña) y el descuido de su hermana (que la trata como tratan las adolescentes a sus madres), no parece tener nada que le interese en la vida y parece pensar que una historia de amor sería lo único que la podría sacar de su mediocridad. Mientras va en busca de su hermana (que ha huido a un concierto con su noviete) con el taxi en plena noche de Navidad, se encuentra con una mujer (igualita a Charo López) que ha tenido un accidente de tráfico y está dentro del coche, semiinconsciente.

Este será el segundo punto de vista en la historia. Recién jubilada, esta mujer ha sufrido el accidente tras conducir borracha por haber sido abandonada por su amante, una mujer casada y con dos hijos a los que se resiste a abandonar. Deseperada, Guerlinda (que así se llama) se dedica a dejarse llevar por Francesca en el taxi hasta Rotterdam para buscar a la hermana pequeña.

Antonietta, la hermana pequeña, es la última parte de la historia. Embarazada de su novio rockero, pretende vivir con él yendo de gira por el mundo hasta que tienen un accidente de tráfico, precisamente con Guerlinda. El novio y su grupo deciden dejar tirada a la mujer, a la que creen muerta, momento en el que Antonietta se da cuenta de que su novio es un farsante y no quiere seguir con él, aunque tampoco quiere volver a su casa embarazada como está con el pesado de su padre y la protectora de su hermana.

A pesar de haber muchas casualidades un poco rebuscadas para poder unir las tres historias, no deja de ser interesante cómo vive cada una de las chicas sus relaciones y su vida. Es un acontecimiento ver representada en una película una relación entre dos mujeres mayores y los problemas que esto genera para ambas. También me gusta que la directora me haga cambiar de opinión según avanza la historia y voy comprendiendo a los personajes: de pensar que la hermana pequeña es una malcriada egoísta paso a cansarme de la actitud derrotista de la hermana mayor a través de lo que me cuenta Guerlinda.

Intercalada entre las tres narraciones hay una escena de conversación entre las tres mujeres (así acaba la película) en la que se plantean temas muy interesantes de una forma original: lo que es importante en la vida de cada una, la importancia relativa del amor, la necesidad de engancharse a algo que de sentido a la vida (el embarazo, un amor imposible, la responsabilidad familiar), la idea de crear un planeta de idiotas para mandarlos a todos ahí (hasta que se dan cuenta de que son ellas las que están en ese planeta), etc.

Una película interesante y curiosa, con cosas que aportar. También puede ser que la esté sobrevalorando por todo lo infumable que me he tragado en este Festival este año.