Etiquetas

Voy toda decidida al Lesgai dispuesta a ver una película checa sobre una relación de lesbianas adolescentes (según el resumen del programa) y me encuentro con esto.

Tres chicas se van a hacer un viaje, supùestamente para llegar a una granja en la que trabajarán un mes. No estoy muy segura de si este es su objetivo, ya que o los diálogos son totalmente absurdos o algo falla en la traducción (lo que viendo el nivel de los traductores del Lesgai tampoco sería tan extraño). Cada chica es un arquetipo: tenemos a la guarrilla que manipula a los hombres (y a las mujeres) para conseguir todo lo que quiere sin esfuerzo, la segundona competitiva muerta de envidia y celos de su mejor amiga que trata de conseguir lo mismo que ella y es castigada con una violación, y la tercera amiga, tímida y apocada, enamorada de su mejor amiga (la guarrilla).

En principio es una road movie, pero ya digo que es lo único claro, porque basándome en la información que dan los personajes, no acabo de entender nada más. Primero, la chica lesbiana es seguida a todas partes por su hermano pequeño, cuya misión es protegerla (de sus propias amigas, no de violaciones y otros riesgos de la carretera). Este hermano no pinta nada en toda la película, y sólo sirve para que veamos lo mala que es la guarrilla, que hasta manipula a este pobre chaval virgen hasta hacerle arriesgar su vida haciendo piruetas en unas vías de tren (él es gimnasta, información que parece muy valiosa para la directora, aunque no sé por qué).

La guarrilla lo es porque sus padres no la quieren, igual que la lesbiana lo es porque su padre la agobia y la competitiva lo es porque sí. La película es una serie de anécdotas en la carretera sin mucho sentido (autostop, robos en una tienda, tarde de fumar porros, besos) quitando la violación (ineludible en una peli con chica que hace autostop). Al margen de lo horrible de la escena, poco más aporta aparte de enseñarnos cómo se castiga a una chica que toma sus propias decisiones arriesgadas (y que por tanto se merece el castigo).

La chica lesbiana, harta de las manipulaciones de su amiga, practica sexo oral con una desconocida en el baño de un bar, supongo que como símbolo de su libertad. La violada encuentra el amor verdadero en otro desconocido lo suficientemente insistente para llevarse el gato al agua. La guarrilla continua su viaje a ninguna parte con otro pobre chico babeante. Y se acabó. Hago tanto esfuerzo en intentar entender lo que me están contando que ni siquiera llego a disfrutar del checo.