Etiquetas

··········En buena medida, es culpa mía, por esa manía de intentar no saber mucho de las películas que voy a ver antes de contemplarlas. Pensaba yo que ésta sería un documental sobre Jung. Quiá, no es más que una entrevista grabada en Estados Unidos en 1957, sin ningún otro trabajo añadido.

··········Como entrevista, es muy mala. El entrevistador no participa, las preguntas podría llevarlas escritas, porque luego no dialoga, se limita a ir diciendo “yeah, yeah”, hasta que Jung se cansa, y entonces hace la siguiente. Además, parece tener un interés especial en lograr que hable mal de Freud. La ubicación de ambos, además pone al preguntador en contraluz. El sonido, sin embargo, está bastante bien recuperado.

··········No se puede decir que en esta charla (o monólogo) Jung sea especialmente abstruso. Al contrario, es a ratos simpático, es agradable oírle hablar. Pero el tema es complejo como para transmitirse bien con una charleta. Y la absoluta falta de elaboración posterior hace que sólo los muy interesados en el psicoanálisis y con un conocimiento razonable de éste lo puedan disfrutar.

··········Se nota la educación clásica del siglo XIX: un germanoparlante, entrevistado en inglés, elige continuamente palabras de raíces latinas, en lo que entonces debía seguir siendo una lingua franca, si no en sintaxis ni en gramática, sí en raíces.

Anuncios