Etiquetas

··········Otra película sobre el holocausto, aunque ésta se base en una novela de un autor que no quiere usar ese nombre para lo que ocurrió (Imre Kertész). Como película no me aporta gran cosa, aunque no es desde luego nada chapucera. Quizás me fastidia un poco una elipsis excesiva a poco de llegar a Buchenwald desde Auschwitz, porque lo que no me cuentan es la parte crucial de la destrucción de las personas y su conversión en esos habitantes semi sonámbulos de los campos de concentración; y también me parece poco claro, hacia el final, la entrada en el hospital del lager y el sorprendente cuidado que ahí se recibe.

··········Pero tiene apuntes interesantes, como el efecto de llevar la estrella amarilla en una joven no religiosa (“¿debo avergonzarme o estar orgullosa?” y a esa pregunta sólo puede responder un gentil). O ese hombre al final, pendiente de los trenes que llegan con judíos de los campos, y con la foto de alguien para preguntar si le han visto, que interroga al protagonista como si quisiera construir un discurso negacionista de los hechos.

··········Tiene más de Viktor Frankl que de Primo Levi, como ese ejercicio de mantenimiento de la dignidad y la autoestima que es conservar siempre un currusco de pan en el bolsillo para poder elegir cuándo se apacigua el hambre. Aunque a la vez tiene más de la maldad que provoca el poder descontrolado en un cualquiera más que de la banalidad del mal de Hannah Arendt.

··········Resulta tan chocante como emocionante el discurso final de György, hablar sólo de los buenos momentos, de la hora de la cena, y su continuo rebajar la gravedad de lo ocurrido ante quien le pregunta.

··········Uno se emociona más con los dos actores que hacen de abuelos del protagonista György, con ocasión de la despedida de su padre, que con cualquiera de los otros. Esa madre levantándose una y otra vez sin estar segura de qué pasa; ese padre que de alguna manera sabe ya de más.

··········Me gusta la música de Ennio Morricone, pero me parece desubicada en casi todos sus cortes. Sería más apropiada para una historia menos dramática, algo como Retorno a Brideshead

Anuncios