Etiquetas

Zinemaldia 2006. Sección oficial.

··········Aunque sean Tom DiCillo y Steve Buscemi, ya no es de esas películas de cine independiente, sino una comedia normal yanqui.

··········Es un humor de caracteres y, sobre todo, muy verbal, del tipo de humor judío. Es divertida a ratos, lo que no es poco.

··········Se ríe el concepto de fama, entendida como la aparición aunque sea momentánea en la televisión, de la banalidad elevada a la cúspide, de la gloria por un día, … y de cómo muchas personas viven de esto. Tiene gracia ver a las rubias neumáticas tontorronas tipo Marilyn gestionarse a sí mismas como una corporación.

··········El caso es que se queda uno con la duda de si, riéndose de amor simplón de pastelito, no acaba haciéndose también bastante de comedia romántica. Uno ve al segundo protagonista, el ‘galán joven’, como una parodia del guapito buena persona con suerte (aunque con algún homenaje a “Cowboy de medianoche”, como el lema continuo ‘pero no soy homosexual, ¿eh?’), pero al salir del cine oye uno a las chicas ‘¡ay!, qué guapo el Pitt, me lo comería’.

··········No dejéis de quedaros hasta el final de los títulos de crédito para una broma final.