Etiquetas

,

··········Simpática historia sobre la contradicción entre la mentalidad militar japonesa y el asustado sentido común campesino chino.

··········Casi todo el tiempo con mucho humor, un humor cariñoso hacia los personajes. Con bromas sobre las traducciones chino/japonés y viceversa que recordaban a Roberto Benigni traduciendo al guarda alemán del campo de concentración.

··········Los campesinos intentando descubrir, hablándolo ‘en concejo abierto’ -de los varones-, cómo resolver la situación absurda que les plantean militares japoneses y guerrilleros chinos, dejando salir peleas antiguas entre ellos, razonablemente bien gestionadas, como suelen hacer quienes de puro pobres no pueden llevarse demasiado mal.

··········Los japoneses, salvo uno, están pintados con un trazo más grueso. Fieles al emperador hasta el suicidio.

··········Me gusta lo bien que cuenta la cámara la historia en la primera mitad, en la que muchas tomas son en condiciones de poquísima luz, pero con un montaje veloz, con la cámara en la mano (¡aquí sí que hay motivo!), y con un sonido muy informativo, que hace comprensible una trama que, mediatizada encima con dos idiomas extranjeros, podría ser un lío.

··········Me gusta y no me gusta el cambio de tono en la película (no solo de tono, llega a pasar del blanco y negro al color). Creo que va bien con la historia que se vayan perdiendo las risas y la trama pase de la agitación a la violencia. Pero quizás los comportamientos de cada uno se me van haciendo más difíciles de entender. Sobre todo los del soldado japonés preso y los del chino que interpreta el director de la película.

··········Me gusta también que, lo que podía ir pareciendo una burla china de los japoneses va dejando claro después que la verdadera línea de enfrentamiento no es nacional, sino entre los campesinos y los ejércitos, los violentos, los que viven de ellos. El comandante chino que aparece al final no queda muy bien parado. Incluso aparecen dos militares yanquis que no hacen sino mirar con suficiencia y mascar chicle.

··········Puntuación para la bitácora de Pierre Miró: 7.

Anuncios