Etiquetas

··········Un thriller bastante tonto, de lujo, paisajes bonitos y chica guapa.

··········El querer dar una sorpresa al final, con un cambio de rol de un personaje, no soluciona la trama si la interpetación de éste hasta ese momento no ‘casa’ con lo que de pronto se descubre. Es jugar a sorprender por sorprender, no a crear algo elaborado que funcione al cambiar las cosas.

··········Además, las tonterías habituales del cine de acción: ¿quién corre locamente por la calzada, longitudinalmente, en mitad del tráfico, si tiene una acera a cada lado?

··········Y el mcguffin del reloj ya sí que me resulta incomprensible: si era de él (AZ) ¿por qué ella se lo regala inopinadamente al lector de policíacas?, ¿por qué o desde cuándo lo tiene ella?; si ella lo ha encargado, con más motivo es absurdo que se lo regale a un tercero. En todo caso, ¿qué le sorprende a él del reloj?

Anuncios